Virgen del Castañar
Semana Santa
Corpus Christi
Otras Fiestas
Romería de la Virgen del Castañar La tradicional Romería de Nuestra Sra. del Castañar, patrona de Béjar y comarca, tiene lugar, año tras año, el día 8 de septiembre y se remonta al año 1446, año de la aparición de Nuestra Señora ante Joaquín e Isabel, jóvenes pastores del pueblo cercano de La Garganta. La solemne misa, que se celebra fuera del Santuario, en la denominada Plaza de Los Tilos inicia el acto. A su finalización se procesiona por el incomparable marco de El Castañar al objeto de que la Virgen, desde el mirador que lleva su nombre, bendiga a Béjar y su comarca. En el mirador se rezan salmos para finalizar con el himno a la Virgen interpretado por la Banda Municipal de Música y acompañado con cánticos de todos bejaranos. Después, la virgen vuelve a ser procesionada hasta subir de nuevo al santuario portada por miembros de las peñas bejaranas. Esta festividad viene precedida por la tradicional novena a la que diariamente acuden miles de bejaranos. La Cofradía de Nuestra Señora del Castañar, organizada a raíz del hallazgo de la Virgen en 1446, junto con los Reverendos Padres Teatinos, moradores y cuidadores del Santuario desde 1946, son los encargados de la organización de este acto.
Semana Santa la Semana Santa bejarana que se ha ido consolidando con el paso del tiempo, adquiriendo una relevancia religiosa y turística que no hace sino acrecentarse con el paso de los años. Béjar cuenta con una Cofradía y dos Hermandades: la Cofradía de la Santa Cruz, cuya fundación se remonta a 1411 y cuya presencia en los actos religiosos de la ciudad se hace visible y patente, sobre todo durante la Semana Santa y la Procesión del Viernes Santo, donde se sacan a la calle unos 7 pasos procesionales; la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de las Angustias, con 25 años de antigüedad, y la Seráfica Hermandad del Divino Salvador en su Pasión y Nuestra Madre Dolorosa, de creación más reciente, pero no por eso menos significativa.
Corpus Christi La solemne Procesión del Corpus Christi, existente en Béjar desde el siglo XIV, alentada y protegida, por los Duques de Béjar y los diferentes Gobiernos del consistorio a lo largo del tiempo y que se manifiesta, en nuestros días, en todo su esplendor. Instituida en 1263 por el papa Urbano IV, fecha sus inicios en Béjar 1397. Las descripciones más antiguas de la procesión halladas ya expresan la participación de toda la ciudadanía, sus estamentos y sus gremios en tan importante evento. Declarada en principio Fiesta de Interés Turístico Regional, es también, desde 2009, Fiesta de Interés Turístico Nacional, tanto por su contenido religioso como por la presencia de una figura, el Hombre de Musgo que, a medio camino entre lo sacro y lo profano, la leyenda y la historia, escolta sorprendentemente al Cuerpo de Cristo por las calles de la ciudad, sobre alfombra de tomillo, bendecida al paso de la procesión. Esta ciudad trata de mantener siempre vivo el recuerdo y la tradición de la Reconquista. Se construyó una ermita conmemorativa en la finca de La Centena, bajo la denominación de Ermita de Santa Marina (desaparecida) al afirmar algunas versiones que los hechos sucedieron en el día dedicado a mencionada santa. El Hombre de Musgo, según la historia para algunos y la leyenda para otros, clave en el proceso de reconquista bejarana, apoderamiento de la ciudad y expulsión de los musulmanes (se cuenta que los cristianos bejaranos se reunieron en lo que actualmente se llama finca de "La Centena" donde recubrieron sus ropas y armas con musgo, y así pudieron bajar hasta Béjar, en la oscuridad de la noche, sin ser vistos por los musulmanes y reconquistar la ciudad), siempre estuvo presente en la celebración anual del recuerdo de la hazaña hasta que en el siglo XIV esta celebración se fundió con la celebración del Corpus Christi. Si bien toda la comunidad religiosa de la ciudad se implica y contribuye de una forma u otra en la celebración del Corpus, es la Real Abadía del Santísimo Sacramento, heredera de la Esclavitud del Santísimo Sacramento fundada en 1616, es en la actualidad la encargada de organizar los actos religiosos del Corpus y así como la procesión, que parte de la iglesia de Santa María previa celebración de la Santa Misa y sorprendente repique de campanas. En ella se dan cita todos los colectivos, instituciones y cofradías religiosas de Béjar (Comunidad Salesiana, Amantes de Jesús, Hermanitas de los Ancianos Desamparados, Adoración Nocturna, Cofradía de la Virgen del Castañar, de la Vera Cruz…), que abanderados, acompañan al Santísimo en su recorrido por la ciudad para, al finalizar la procesión, rendir ante el Santísimo. También un representante de la Corporación Municipal acompañado de dos Hombre de Musgo, rendición que en la antigüedad le estaba reservada al regidor de la ciudad. Expectante, la Corporación acompañada por los Hombres de Musgo espera la llegada del Santísimo en una plaza cercana a la Iglesia de Santa María, la Plaza de San Juan Bosco, para unirse y acompañar al Santísimo en su largo recorrido por diversas calles de la ciudad. Todos los niños y niñas que anualmente reciben el Sacramento de la Primera Comunión también son parte importante en esta celebración y acompañan a la procesión, procesión que finaliza en la Plaza Mayor, lugar donde se encuentra ubicada la Iglesia del Salvador y que sirve de marco imponente para la rendición ante el Santísimo. Este, presidiendo el acto en la parte alta de la escalinata de acceso a la iglesia, junto a las autoridades eclesiásticas y franqueado lateralmente por estos niños y niñas de comunión, que se colocan a lo largo de dicha escalinata, previamente decorada con esmero, se prepara así para recibir las rendiciones, una de las estampas más emotivas del acto. Tal es la importancia de la Festividad del Corpus en la ciudad, que los actos religiosos y culturales que se organizan alrededor de la celebración de la procesión son cada vez más numerosos y relevantes, destacando la recuperada celebración de la Octava del Corpus. Los preciosos y laboriosos altares de las distintas cofradías y hermandades colocados al paso de la Procesión, los miles de pétalos de rosa que se lanzan a su paso, las cestas de flores y banderas que cuelgan de los balcones, la mejora del acto y la exaltación del Corpus Christi hacen que año tras año sean cientos, si no miles, los visitantes que acuden a la ciudad a celebrar y compartir con los bejaranos este acto de religiosidad. Quizás el Corpus bejarano sea el más importante de cuantos se celebran en nuestra comunidad ya que no comparte con ninguna otra ciudad castellano-leonesa la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional concedida a este acto. Y quizás también es uno de los Corpus más destacados y significativos de toda España. Prueba de ello es la cada vez mayor presencia de prensa internacional que año tras año acude a nuestra ciudad para informar, divulgar y vivir en primera persona nuestro Corpus.

 

DÍA DE LA PEÑA DE LA CRUZ: Se celebra el martes de Pentecostés, la romería comienza desde la Iglesia de San Juan, hasta llegar al punto conocido como la Pena de la Cruz pasando por los caminos señalados con las cruces de piedra, una vez finalizada la ascensión se produce la celebración con diferentes actos; religiosos, bailes, ...

 

DÍA DEL BEJARANO AUSENTE: En el mes de agosto, el ayuntamiento bejarano rinde homenaje a las personas naturales de la ciudad que emigraron a otros lugares y que regresan a su ciudad natal durante sus vacaciones. Se organizan conciertos, comida de confraternización, bailes y recibimiento por parte del alcalde en el salón de Plenos.

 

DÍA DEL CALDERILLO: Desde 1972 en el mes de agosto, se celebra en El Castañar un concurso culinario sobre el plato típico de la ciudad, donde puede participar cualquier persona previamente apuntada, un jurado se encargará de decidir cual es el calderillo más sabroso. Y todos los asistentes podrán degustar una ración de calderillo cocinada por uno de los grandes cocineros de la ciudad, que creará un megacalderillo popular.

 

ROMERÍA DE LOS PAPORROS: El lunes de Pentecostés, los "Paporros" habitantes de La Garganta, parten en romería desde su pueblo hasta el Santuario del Castañar, montando sus caballos, dónde el Alcalde de Béjar espera para intercambiar sus varas de mando.

 

CALBOTES: Coincidiendo con el día de los Santos (1 de Noviembre) es tradición que grupos de amigos y familiares se reúnan, junto con un caldero de hierro asen castañas, el fruto de uno de los árboles más extendidos de la zona.

 

SAN MIGUEL: El día 29 de septiembre se celebra el Patrón y protector de la ciudad, todos los años del 25 al 29 de septiembre Béjar celebra sus ferias con un extenso programa de actividades, teatro y feria de ganado.

 

SAN JUANITO: Es tradición desde finales del siglo XIX que el día 24 de junio la juventud bejarana se ponga en marcha para alzar el arco más bonito de Béjar, junto a amigos y familiares. Acto seguido los pequeños piden una ayudita para San Juanito, lo recaudado es repartido entre los muchachos para sus chuches, el arco ganador es dictaminado por un jurado.

 

SAN ANTÓN: El 17 de enero, en la Parroquia de Santa María tradicional misa, acto seguido procesión por las calles de la ciudad y finalmente bendición de todos los animales que sus dueños acerquen a la zona.

 

SAN BLÁS: Desde el siglo XVII se celebra la bendición de unas cintas que son colocadas en la garganta con la creencia que te protege de posibles afecciones, las cuales deben ser retiradas el miércoles de ceniza y quemadas para cumplan su propósito.